Taiwán urge a Beijing a respetar derechos humanos

El Consejo para los Asuntos de China Continental (CACC) de Taiwán urgió el domingo 3 a China continental a promover las reformas políticas democráticas y garantizar los derechos humanos, instándole asimismo a liberar al activista taiwanés de los derechos humanos Lee Ming-che y asegurar su regreso seguro a Taiwán.

El CACC hizo dicho llamamiento en una declaración emitida en vísperas del 29º aniversario del Incidente en la Plaza de Tiananmen del 4 de junio de 1989.

En ese entonces, numerosos estudiantes y obreros chinos ocuparon la Plaza de Tiananmen por casi dos meses, lanzando protestas e instando al respeto a los valores universales, tales como la democracia, la libertad, el imperio de la ley y los derechos humanos, que resultaron en la violenta represión de los manifestante por parte del Ejército Popular de Liberación de China entre los días 3 y 4 de junio de 1989.

Hasta la fecha, la verdad del incidente todavía no ha quedado aclarada y el gobierno chino tampoco ha ofrecido compensaciones a las víctimas y sus familias, dijo el CACC, expresando su pesar sobre este asunto.

"Si bien el Partido Comunista de China ha acelerado sus reformas y medidas para combatir la corrupción, también ha acelerado su represión a los derechos de la libertad de expresión para consolidar el gobierno de un solo partido", dijo el CACC, la agencia máxima de Taiwán encargada de redactar las políticas hacia China.

El CACC instó a Beijing a empezar las reformas políticas y el proceso de transición a la democracia, garantizar la libertad de expresión y de la creencia religiosa, al momento de encarar los hechos históricos relacionados con el incidente del 4 de junio.

La agencia de Taiwán dijo que a pesar del creciento poderío de China, sigue retrocediendo en los derechos humanos evidenciado por su represión contra la libertad académica, la libertad de expresión de los estudiantes y la libertad de la creencia religiosa del pueblo.

En el momento cuando China marcha hacia una nueva fase en su desarrollo, el CACC urgió a Beijing a realizar las reformas políticas, abrazar a los valores universales y responder al deseo del pueblo chino de mejorar la protección de derechos humanos.

Mientras tanto, el CACC también exhortó a China a respetar los derechos humanos fundamentales de los taiwaneses en la comunidad internacional para promover las interacciones armoniosas entre los dos lados del Estrecho de Taiwán.

El CACC también instó a Beijing a liberar a Lee lo antes posible y asegurar su regreso seguro a Taiwán, añadiendo que el gobierno de Taiwán no acepta el juicio inadecuado y la detención de Lee por parte del gobierno chino.

Una corte china condenó en noviembre del 2017 a Lee a cinco años de prisión junto con la privación de sus derechos políticos por espacio de dos años por los cargos de "intentar subvertir el poder estatal", debido a los comentarios que hizo y las informaciones que hizo circular en los medios sociales respecto a la democracia, la libertad de expresión y los derechos humanos en China.