Cloud Gate Dance Theatre de Taiwán hace danzar los caracteres de la caligrafía china en el Grec Festival de Barcelona

 

 

Pine Smoke Performed by Cloud Gate Dance Theatre of Taiwan Dancers: HUANG Pei-hua WANG Chih-hao Photo by LIU Chen-hsiang

El Grec Festival de Barcelona vuelve a traer a España en su 42ª edición (ya lo hizo en 2007 y 2010) a la compañía taiwanesa Cloud Gate Dance Theatre, la más prestigiosa compañía de danza contemporánea de toda Asia, que presentará en el Teatre Grec los días 10 y 12 de julio (ambos días a las 22:00 horas) “Pine Smoke”, un espectáculo basado en la estética de la caligrafía china convertida en movimiento.

Según una leyenda, el término "Cloud Gate" (puerta a las nubes) hace referencia a la más antigua danza conocida de China, una danza ritual de hace unos cinco mil años. En el año 1973, el coreógrafo taiwanés Lin Hwai-min adoptó este nombre para fundar la primera compañía de danza contemporánea en toda la comunidad de habla china, la Cloud Gate Dance Theatre, que en sus más de cuarenta años de existencia ha triunfado en los mejores escenarios de todo el mundo, entre ellos los de Barcelona, Madrid y Bilbao.

Fascinado por la forma con que la tinta fluye sobre el papel, el maestro Lin convierte en “Pine Smoke” los cuerpos de sus bailarines en trazos dibujados sobre el escenario con un pincel imaginario. Explora, así, mediante el movimiento, las diferentes tonalidades del negro que aparecen al caligrafiar un texto.

Lin Hwai-min ha basado su trabajo desde la creación de la compañía en la meditación, en la práctica de las artes marciales internas (basadas en elementos mentales o espirituales), del chi-kung (qi gong) (“Moon Water”, vista en el Grec 2007) o en la caligrafía china, que también inspiraba “Wild Cursive”, vista en el festival de verano barcelonés en 2010.

“Pine Smoke” es de hecho la segunda parte de “Wild Cursive”, y su título  hace referencia al humo que surge al quemar madera de pino, con el cual se produce una tinta negra especialmente rica en matices que proporciona el marco para el movimiento de los bailarines. Y todo al son de una música inesperada, las composiciones de un artista norteamericano especialmente vanguardista y consagrado a la experimentación sonora: John Cage.

Lin Hwai-min, un mito de la danza contemporánea, ha anunciado su retirada como director artístico de la compañía para finales de 2019 y, por lo tanto, se despide desde esta responsabilidad de los escenarios barceloneses.