El País: El enredo jurídicos pone en jaque la gestión del brote de Lleida