Eventos y fotos
La celebración tradicional del Festival de Medio Otoño implica generalmente comer muchos pasteles de la luna; así como disfrutar de barbacoas y fuegos artificiales al aire libre mientras se contempla la luna. La Oficina del Sector de Xinyi en la ciudad de Taipei quiso que las actividades de este año tuvieran un matiz diferente, y por ello invitó a varias de las embajadas que están en la isla para que mostraran ejemplos de su cultura el 26 del mes pasado. En una explanada a la sombra del edificio Taipei 101, grupos culturales locales compartieron el escenario con grupos de estudiantes becados de Haití, República Dominicana y Paraguay. Los locales participaron con coloridas danzas de los leones, acrobacias, demostraciones de diábolos, bailes tradicionales y hasta un espectáculo de magia. Los dominicanos se lucieron bailando merengues bien movidos, mientras que un estudiante de Haití cantó un par de canciones en creole. Los estudiantes de Paraguay aportaron el plato fuerte con un bello y variado espectáculo de danzas folklóricas paraguayas, acompañadas con interpretaciones vocales y en guitarra por jóvenes de esta nación sudamericana que estudian en universidades locales. El ritmo fue muy contagioso y los taiwaneses no pudieron resistir unirse a la fiesta cuando los jóvenes paraguayos los invitaron a compartir la pista. Grandes y pequeños dieron sus primeros pasos de baile y se divirtieron mucho en una noche latina bajo la luna en Taipei. En la gráfica vemos a los estudiantes paraguayos en una de sus bien recibidas interpretaciones. (Foto de Silvia Villalobos)
Celebran festival de medio otoño con acento latino
La celebración tradicional del Festival de Medio Otoño implica generalmente comer muchos pasteles de la luna; así como disfrutar de barbacoas y fuegos artificiales al aire libre mientras se contempla la luna. La Oficina del Sector de Xinyi en la ciudad de Taipei quiso que las actividades de este año tuvieran un matiz diferente, y por ello invitó a varias de las embajadas que están en la isla para que mostraran ejemplos de su cultura el 26 del mes pasado. En una explanada a la sombra del edificio Taipei 101, grupos culturales locales compartieron el escenario con grupos de estudiantes becados de Haití, República Dominicana y Paraguay. Los locales participaron con coloridas danzas de los leones, acrobacias, demostraciones de diábolos, bailes tradicionales y hasta un espectáculo de magia. Los dominicanos se lucieron bailando merengues bien movidos, mientras que un estudiante de Haití cantó un par de canciones en creole. Los estudiantes de Paraguay aportaron el plato fuerte con un bello y variado espectáculo de danzas folklóricas paraguayas, acompañadas con interpretaciones vocales y en guitarra por jóvenes de esta nación sudamericana que estudian en universidades locales. El ritmo fue muy contagioso y los taiwaneses no pudieron resistir unirse a la fiesta cuando los jóvenes paraguayos los invitaron a compartir la pista. Grandes y pequeños dieron sus primeros pasos de baile y se divirtieron mucho en una noche latina bajo la luna en Taipei. En la gráfica vemos a los estudiantes paraguayos en una de sus bien recibidas interpretaciones. (Foto de Silvia Villalobos)