Investigadores taiwaneses hacen descubrimiento oceanográfico

Taipéi, oct. 12 (CNA) Un equipo de Taiwán se convirtió en el primero en haber descubierto capas alternas de salinidad en la Corriente de Kuroshio, mediante el uso de un vehículo submarino autónomo (Seaglider), un importante hito en la investigación de oceanografía, según el Ministerio de Ciencia y Tecnología.

La Corriente de Kuroshio es una corriente oceánica que fluye hacia el norte en el lado oeste del Océano Pacífico Norte, similar a la Corriente del Golfo en el Atlántico Norte. Comienza cerca de la Isla Luzón de Filipinas y se convierte en parte de la corriente del Pacífico Norte al este de Japón.

El estudio encontró que las capas de agua no aumentan o reducen gradualmente la salinidad debajo de las rápidas aguas superficiales de la Kuroshio. En cambio, las capas de alta y baja salinidad se alternan. Estas capas de agua en la Kuroshio miden de 10 km a 100 km horizontalmente y alrededor de 50 metros verticalmente.

Aunque este tipo de capas se han observado previamente en el Océano Ártico, el Océano Antártico y cerca del ecuador en el Océano Pacífico, rara vez se han visto en corrientes oceánicas de flujo rápido como la Kuroshio, por lo que el descubrimiento se califica como un hito histórico.

El estudio fue publicado por primera vez en la sección de Informes Científicos de la revista Nature Journal el 6 de agosto.

El profesor Jan Sen, líder del equipo de investigación detrás del estudio y jefe del Instituto de Oceanografía de la Universidad Nacional de Taiwán (IOUNT), dijo que la investigación sobre la Kuroshio es extremadamente importante, ya que la corriente afecta la hidrología, la ecología y el clima de las regiones por las que pasa.

El equipo de Jan comenzó a estudiar la Kuroshio en el año 2015 con fondos del Ministerio de Ciencia y Tecnología. En el 2016, compraron el primer vehículo submarino autónomo de Taiwán, el Kongsberg Seaglider.

Según Jan, el Seaglider es mucho más rentable que el barco de investigación de la IOUNT "Ocean Research 1", pero también requiere más sofisticación técnica para operar.

El estudio es un testimonio de las capacidades de los oceanógrafos de Taiwán, dijo Jan.

El ministerio dijo que el establecimiento de esta técnica de observación y la publicación del estudio han obtenido el reconocimiento mundial y han llevado al equipo de la IOUNT a ser invitado a unirse a la Red de Observación Oceanográfica de OceanGliders (BOON, siglas en inglés), que forma parte del Sistema Global de Observación del Océano bajo la Comisión Técnica de Oceanografía y Meteorología Marina de la UNESCO.

Jan también ha sido invitado a servir como miembro del Equipo Directivo de BOON. Taiwán es el primer y actualmente el único país asiático representado en el Equipo Directivo de BOON.