Cajas negras de helicóptero Black Hawk se enviarán a EEUU para análisis

Taipéi, enero 7 (CNA) La Fuerza Aérea de Taiwán enviará los dos registradores de datos de vuelo (cajas negras) del helicóptero UH-60M Black Hawk que se estrelló en la Ciudad de Nueva Taipéi el 2 de enero a Estados Unidos para un análisis exhaustivo a fin de aclarar la causa del accidente aéreo en el que ocho oficiales militares murieron y otras cinco personas resultaron heridas.

Las autoridades de la Fuerza Aérea dijeron el martes 7 que los dos registradores de datos de vuelo del helicóptero militar tendrán que ser enviados a la empresa estadounidense Sikorsky Aircraft, el fabricante original del helicóptero estrellado, para su análisis exhaustivo.

El 5 de enero, un funcionario no identificado de la Fuerza Aérea dijo que en principio las autoridades militares no planeaban enviar las dos cajas negras a EE.UU. a menos que haya dificultades para recuperar y analizar los datos de vuelo del siniestrado helicóptero militar.

Pero el martes 7, las autoridades de la Fuerza Aérea señalaron que hay ciertas partes de los datos que sólo pueden ser descifrados por el fabricante original, por lo que la Sikorsky aún tendrán que analizarlos.

El mencionado helicóptero transportaba a un grupo de personal militar de alto rango a una base militar en Dong'ao del Condado de Yilan, en el nordeste de Taiwán, para una inspección previa al Año Nuevo Lunar cuando se estrelló en las montañas de Wulai, Nueva Taipéi, a las 8:07 a.m. del 2 de enero.

Ocho de las 13 personas a bordo del helicóptero UH-60M Black Hawk, incluyendo al jefe de Estado Mayor Conjunto Shen Yi-ming, de 62 años de edad, perdieron su vida en el accidente aéreo.

Los investigadores militares extrajeron las cajas negras alrededor de las 10:40 a.m. del día siguiente desde los restos del accidente ubicado cerca del arroyo Tonghou en el Distrito de Wulai, en la frontera entre Nueva Taipéi y el Condado de Yilan.

A base de una investigación preliminar realizada por la Junta de Seguridad del Transporte de Taiwán (TTSB, siglas en inglés), un funcionario de la junta dijo el sábado 4 que la causa del accidente probablemente no estaba relacionada con fallas mecánicas o factores climáticos.

Sin embargo, los registradores de datos de vuelo contienen una tarjeta de memoria que sólo puede ser decodificada por el fabricante estadounidense de aviones, señaló el mismo funcionario.